• Semiología de la lesión del nervio mediano a nivel de axila y brazo proximal

    Las lesiones proximales, además de dolor, suelen producir alteración de la sensibilidad en la mano incluyendo la eminencia tenar, que esta preservada en las lesiones distales al salir la rama cutánea palmar antes de entrar en el túnel del carpo. Desde el punto de vista motor estarán afectados los músculos correspondientes del antebrazo y región tenar, excepto en la lesión del nervio interóseo anterior que no produce alteración de la sensibilidad (aunque puede haber dolor) ni de la musculatura de la mano (Gross et al; 1999).


    En la axila con frecuencia se lesionan los tres nervios simultáneamente (radial, mediano y cubital como en los casos de trauma directo penetrante, fracturas y luxaciones. La presión de las muletas o el decúbito durante el sueño o la anestesia son otras causas.


    El defecto sensorial comprende tanto la rama palmar como los nervios digitales. El defecto motor en el antebrazo debilita la pronacion y flexión de los dedos 2º y 3º, así como la flexión, oposición y abducción del 1º.


    799 Inervación cutánea de la mano


    La debilidad de la abducción del pulgar se puede poner de manifiesto por el “signo de la botella”, al observarse que cuando la mano abraza un objeto cilíndrico, como una botella, el pliegue cutáneo que hay entre los dedos pulgar e índice no se ajusta a la circunferencia de la botella (Mumenthaler et al; 1974).


    La debilidad del oponente y flexor corto del pulgar se manifiesta por dificultad para realizar la pinza entre el primer y segundo dedos. Para compensar esa dificultad prensil los objetos se cogen aproximándolos a la raíz de ambos dedos, en lugar de sostenerlos con los pulpejos (signo de Froment invertido) (Obach Tuca; 1994)


    La llamada mano del predicador consiste en la persistencia en extensión de los dedos 1º a 3º al intentar cerrar el puño por la parálisis de los flexores de los dedos 1º al 2º y parcial del 3º. En la lesión crónica es llamativa la atrofia tenar a costa del abductor corto del pulgar, flexor corto del pulgar y oponente del pulgar. Se pierde la posición anatómica del 1º dedo rotado 90º respecto a los otros cuatro de modo que queda en plano, lo que clásicamente se denomina mano de simio consecuencia de la acción no contrarestada del extensor largo del 1º (radial) y del adductor del 1º (cubital), con debilidad de los abductores y flexores del pulgar. (Brazis et al 2007)


     


    BIBLIOGRAFÍA:


    Brazis P, Biller J, Masdeu J (Eds) (2007). Peripheral Nerves. En: Localization in Clinical Neurology, (pp 27-72). Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins.


    Gross PT, Tolomeo EA (1999). Proximal median neuropathies. Neurol Clin, 17, (3) 425-445.


    Mumenthaler M, Schliack H (Eds) (1974). Nervio mediano. En: Patología de los nervios periféricos. Diagnóstico y tratamiento, (pp 270-286). Barcelona: Ediciones Toray.


    Obach Tuca J (1994). Enfermedades del las raíces, plexos y nervios periféricos. En: Codina-Puiggros A (Ed), Tratado de Neurología, (pp 777-812). Madrid: Editorial Libro del Año.