• Sensibilidad profunda en la médula espinal

     ANATOMÍA
    La sensibilidad profunda está constituída por la sensibilidad posicional, la vibratoria y la táctil epicrítica o fina.
    824 Corte transversal de la médulaLos axones penetran en la médula espinal desde el ganglio raquídeo posterior, ascendiendo posteriormente de forma ilpsilateral (algunas fibras cortan también descienden algunos segmentos) formando los fascículos delgado (haz de Goll, presente en toda la longitud de la médula espinal y formado por fibras de nervios espinales sacros, lumbares y los últimos seis dorsales) y cuneiforme (haz de Burdach formado por fibras de los primeros seis nervios dorsales y de los cervicales), hasta el bulbo raquídeo, decusándose y ascendiendo hasta la corteza de la circunvolución poscentral pasando previamente por el núcleo ventral posterolateral del tálamo.(Snell; 1997)
    En estas vías, las fibras procedentes de las regiones más inferiores se sitúan medialmente a las de las regiones superiores.


    CLÍNICA
    Puede existir una afectación sensitiva disociada en lesiones dorsales medulares, presentando característicamente la llamada ataxia sensitiva, que consiste en una afectación en la coordinación del movimiento de una extremidad por afectación de la sensibilidad propioceptiva. (Misulis et al; 2004)
    Un síntoma positivo característico es el fenómeno de L´hermitte, descrito como una sensación de descarga eléctrica descendente hasta miembros supriores o incluso inferiores, desencadenado con la flexión del cuello en casos de afectación de las vías sensitivas por desmielinización cervical (lo más frecuente) o dorsal.
    En el caso de lesiones medulares es más frecuente la existencia de síntomas sensitivos positivos que negativos. (Misulis et al; 2004)


    EXPLORACIÓN
    La sensibilidad vibratoria se explora mediante un diapasón de baja frecuencia (128 Hz), haciéndolo vibrar primero, empezando en las articulaciones más distales y ascendiendo progresivamente hasta las más proximales según: articulación interfalángica distal del dedo gordo del pie, tobillo, rodilla y cresta iliaca en los miembros inferiores y, articulación interfalángica distal del dedo primero de la mano, muñeca, codo y esternón en los miembros superiores, comprobándose si la percepción de la vibración está disminuida o abolida y en qué nivel.


    La sensibilidad posicional y del movimiento pasivo se puede explorar mediante movimientos verticales de la última falange de los dedos de los pies o de las manos con el paciente manteniendo los ojos cerrados y solicitándole que reconozca la posición exacta de dicha falange.
    (Adams et al; 1999) (Antigúedad et al; 1990) (Brazis et al; 2007) (Snell; 1994) (Zarranz; 2004a) (Zarranz; 2004b)


      


    BIBLIOGRAFÍA


    - Adams CA, Ahlskog EJ, Aksamit JA, Aronson EA, Auger RG, Bartleson JD et al. (1999). Exploración sensitiva. En: Exploración Clínica en Neurología, (pp 315-338). Barcelona: Editorial Médica JIMS.


    - Antigüedad A, Zarranz JJ, Barcena J (1990). Recuerdo anatómico y síndromes topográficos del Sistema Nervioso Central. En: Medicine. 1(61): 2389-2419.


    - Brazis PW, Masdeu JC, Biller J (2007). Spinal Cord. En: DeStefano F, Bierig L, Schedit S (Eds), Localization in Clinical Neurology, (pp100-125). Boston: Lippincott Williams & Wilkins.


    - Misulis KE (2004). Sensory Abnormalities of the Limbs, Trunk and FACE. En: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J (Eds), Neurology in Clinical Practice, (pp 407-417). Philadelphia: Butterworth Heinemann.


    - Snell SR (Ed) (1997). Haces ascendentes de la médula espinal. En: Neuroanatomía Clínica, (pp 334-350). Madrid: Editorial Médica Panamericana.


    - Snell SR (Ed) (1994). Organización del sistema nervioso. En: Neuroanatomía Clínica. (pp 1-43). Madrid: Editorial Médica Panamericana.


    - Zarranz JJ (Ed) (2004a). Anamnesis y exploración. El método clínico neurológico, En: Neurología, (pp 1-26). Madrid: Elsevier.


    - Zarranz JJ (2004b). Trastornos de la sensibilidad. En: Neurología, (pp 77-86). Madrid: Elsevier.