• Neuroanatomía conductual y síndromes focales cerebrales: esquemas básicos

    INTRODUCCIÓN
    Las lesiones del sistema nervioso central pueden localizarse en zonas de diversa naturaleza estructural o funcional. La posibilidad de establecer una correlación clínico-topográfica cuando se pretende realizar una adecuada evaluación neurológica y neuropsicológica resulta fundamental. No obstante en determinadas ocasiones nos encontramos ante lesiones cerebrales que afectan a más de un lóbulo, están mal delimitados o son bilaterales.
    Es por ello de una importancia capital, identificar el conjunto de signos y síntomas que semiológicamente se correlacionan con cada estructura anatómica cerebral.


    CLASIFICACIÓN GENERAL DE LAS MANIFESTACIONES CLÍNICAS

     
    - SIGNOS Y SÍNTOMAS NEUROLÓGICOS
    Manifestaciones en relación a daño estructural de áreas específicas y que se ponen de manifiesto con una adecuada exploración neurológica (por ejemplo: alteración de campos visuales, temblor, ataxia, hemiparesia, hipoestesia…).

     

    - SÍNTOMAS DE LA ESFERA COGNITIVA
    A este grupo pertenece alteración de la memoria (amnesia), lenguaje (afasia), gestualidad (apraxia), reconocimiento (agnosia), función ejecutiva y de la función visuoespacial; los podremos poner de manifiesto con una adecuada evaluación neuropsicológica.

     

    - TRASTORNOS DE LA CONDUCTA Y DEL COMPORTAMIENTO
    Incluiremos dentro de este subgrupo a aquellas manifestaciones del ámbito de la neuro-psicopatología, como pueden ser apatía, depresión, agitación, agresividad, delirios o alucinaciones (Alberca, 2006).

     

    SÍNDROMES FOCALES CEREBRALES BÁSICOS
    Constituyen entidades propias en función del área cerebral lesionada, se pueden identificar signos y síntomas característicos de cada una estableciendo al menos un diagnóstico síndrómico.

      
    - SÍNDROMES FRONTALES
    Los lóbulos frontales pueden dividirse en tres regiones estructurales y funcionales:
    - Zona motora.
    - Zona premotora.
    - Zona prefrontal.
    Se podría establecer una descripción general del síndrome frontal, pero se debe delimitar y diferenciar, en función del área afectada, tres grupos principales clínico-patológicos:
    - Síndrome orbitofrontal: se caracteriza por impulsividad, desinhibición y alteración de autorregulación de la conducta.
    - Síndrome de la convexidad frontal (dorsolateral): definido por un trastorno disejecutivo con afectación de planificación.
    - Síndrome medial: cuyo rasgo diferenciador es la acinesia y apatía.

    A continuación se describen las manifestaciones clínicas en función de zona lesionada (Ver tablas 1, 2 y 3) (Peña-Casanova, 2007; Cytowik, 1996; Devisnky, 2004).
    [Tabla 1. Síndromes secundarios a lesión de áreas motoras primarias]

    586 TABLA1.jpg

    [Tabla 2. Síndromes secundarios a lesión en áreas premotoras]584 TABLA2.jpg
    [Tabla 3. Síndromes secundarios a lesión en áreas prefrontales]

    585 TABLA --3.jpg

     

     
    - SÍNDROMES TEMPORALES
    El lóbulo temporal tiene dos funciones básicas, una de ellas es la auditiva (con distribución tonotópica en función de la frecuencia del sonido) y la segunda radica en la estructuración del lenguaje (segmentación y secuenciación de fonemas, así como comprensión del mismo) (Casey, 1999). Topográficamente los lóbulos temporales se pueden dividir en cinco áreas corticales:
    - Corteza auditiva primaria.
    - Corteza auditiva de asociación.
    - Corteza temporal lateral de asociación supramodal.
    - Corteza temporal inferior de asociación visual.
    - Corteza temporal medial (límbica y paralímbica).
    La lesión localizada en cada área producirá una manifestación clínica diferente que se detalla en las tablas 4, 5 y 6. (Cytowik, 1996; Cummings, 2003; Devisnky, 2004; Peña-Casanova, 2007).

    [Tabla 4. Síndromes secundarios a lesión de lóbulos temporales (cortezas auditivas)]

    587 TABLA 4.jpg
    [Tabla 5. Síndromes secundarios a lesión de lóbulos temporales (cortezas lateral e inferior)]

    589 TABLA 5.jpg
    [Tabla 6. Síndromes secundarios a lesión de lóbulos temporales (corteza medial)]

    588 TABLA 6.jpg

     

    - SÍNDROMES PARIETALES
    Se puede diferenciar dos áreas funcionales del lóbulo parietal, por un lado la corteza primaria y secundaria somatosensoriales; y por otro la corteza parietal posterior. La primera de ellas comprende la capacidad de discriminar entre dos puntos, localización del tacto, grafestesia, sentido de la posición y estereognosis; mientras que la segunda está en relación con integración práxica, visuomotora y atencional espacial.
    A continuación se describe el conjunto de manifestaciones clínicas según el área cortical afectada (ver tablas 7 y 8) (Botez, 1996; Cummings, 2003; Cytowik, 1996; Devisnky, 2004).
    [Tabla 7. Síndromes secundarios a lesiones del área somatosensorial del lóbulo parietal]

    590 TABLA 7.jpg
    [Tabla 8. Síndromes secundarios a lesiones de áreas inferiores de asociación supramodal del lóbulo parietal]

     591 TABLA 8.jpg

    - SÍNDROMES OCCIPITALES
    Los lóbulos occipitales presentan una estructuración compleja diferenciándose una corteza visual primaria, con una distribución retinotópica de las aferencias que provienen del campo visual contralateral; y cortezas de asociación visual con capacidad para integración de formas, color y percepción de movimiento.

    Las principales manifestaciones clínicas de las lesiones de los lóbulos occipitales se detallan en las siguientes tablas (Botez, 1996; Cummings, 2003; Cytowik, 1996; Devisnky, 2004).
    [Tablas 9. Síndromes secundarios a lesiones de áreas primarias (corteza estriada) del lóbulo occipital]

    592 TABLA 9.jpg
    [Tabla 10. Síndromes secundarios a lesiones de la corteza de asociación visual del lóbulo occipital]

     593 TABLA 10.jpg


    - SÍNDROMES POR AFECTACIÓN DE HEMISFERIO CEREBRAL DERECHO
    Por último se hará un breve comentario a las lesiones producidas en el hemisferio cerebral derecho. Se han puesto de manifiesto síndromes y manifestaciones clínicas, en relación a la especialización de esta área cerebral en tareas tales como atención visuoespacial (afectación con negligencia), lenguaje, integridad del esquema corporal y alteraciones conductuales. Algunas de ellas además hay que contextualizarlas en el caso de lesiones bilaterales o codominancia con hemisferio cerebral izquierdo. (Se esquematizan a continuación) (Schutz, 2005).
    [Tabla 11. Síndromes hemisferio cerebral derecho - Síndromes hemisferio cerebral derecho/izquierdo o bilateral]

    594 TABLA 11.jpg

     

     
    BIBLIOGRAFÍA
    Alberca R., López-Pousa S. (2006), Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias. Madrid: Medica Panamericana.
    Botez MI. (1996). Neuropsychologye clinique et neurologie du comportement. París: Masson.
    Casey BJ. (1999) Maturation in brain activation. Am J Psychiat.156:504-8.
    Cummings JL, Mega MS. (2003) Neuropsychiatry and behavioral neuroscience. New York: Orxford University Press.
    Cytowik RE. (1996). The neurological side of neuropsychology. Cambridge, MA: MIT Press; 1996.
    Devinsky O., D´Esposito M (2004). Neurology of cognitive and behavioral disorders. New York: Orxford University Press.
    Peña-Casanova J. (2007) Neurología de la Conducta y Neuropsicología. Madrid: Medica Panamericana.
    Schutz LE . (2005) Broad-perspective perceptual disorder of the right hemisphere. Neuropsychol Rev.15(1):11-27. Review.